miércoles, 15 de marzo de 2017

Violentos temporales aíslan el norte de Perú

El gobierno regional estima que hay 12.000 damnificados y que los daños en infraestructura ascienden a más de 100 millones de dólares.

por Raúl Tola

El futbolista aficionado Germán Chira Farfán avanzaba por la avenida Caldazo, cuando un algarrobo se derrumbó sobre su vehículo y lo mató. Con su muerte, ya son once las víctimas que se han registrado en Piura, desde el inicio de la temporada de lluvias. El gobierno regional estima que hay 12.000 damnificados y que los daños en infraestructura ascienden a 400 millones de soles (unos 110 millones de dólares). En la sierra piurana, los huaicos -riadas de agua, piedras y barro- mantienen aisladas a 15.000 personas y cerca de 1.200 hectáreas agrícolas han sido afectadas.

El aumento de la temperatura del mar y la aparición de una masa de aire caliente que provino del Caribe vienen alterando el ecosistema de la costa peruana desde mediados de enero, disparando los termómetros a máximos históricos y propiciando la caída de aguaceros, que han obligado al gobierno a decretar el estado de emergencia.

Piura es la región más golpeada, pero no es la única. En los últimos días, 711 distritos de todo el Perú han sufrido las acometidas de la naturaleza, especialmente agresivas en el norte. Regiones como Tumbes, Lambayeque, Cajamarca y La Libertad han sufrido fuertes aguaceros y desbordes, que han cortado carreteras e inundado calles, plazas y viviendas. Según el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), hay 56 mil 647 damnificados a nivel nacional, 5 mil 917 kilómetros lineales de carreteras destruidos y 6 mil 914 viviendas colapsadas.

Las consecuencias son dramáticas. La Dirección Regional de Salud de Piura calcula que el agua empozada en las calles ha aumentado en 25 % la presencia de cuadros clínicos de diarrea. Hasta el momento, se ha confirmado 209 casos de dengue y 870 se encuentran en estado de observación. Para enfrentar esta urgencia sanitaria, el Ministerio de Salud ha desplazado brigadas de especialistas en epidemias, que buscan impedir la proliferación de las enfermedades.

El año escolar comenzó este lunes en todo el país, pero los destrozos sufridos por 177 colegios han obligado a la Dirección Regional de Educación de Piura a postergarlo hasta el 3 de abril. Así se busca proteger la integridad de los alumnos de los 3.500 colegios que funcionan solo en esta región, que recuperarán clases los fines de semana.

También el turismo ha sido perjudicado. Las playas norteñas como Máncora, Vichayito o Zorritos suelen ser uno de los destinos favoritos en verano, en especial durante la Semana Santa. Pero la región Piura registra numerosas averías en la red de carreteras, buena parte de ellas de camino a las playas. Se cree que, entre marzo y abril, solo la mitad de turistas habituales llegarán a veranear.

Entre los agricultores, los productores de banano orgánico son los más golpeados. Su rendimiento se incrementó en 7 % el año pasado, pero esta temporada se teme resultados desfavorables. Si el exceso de agua no pudre los cultivos, éstos podrían madurar antes de llegar a puerto, por el atraso al trasladarlos.

El gobernador regional de Piura anunció que solicitará 1.000 millones de soles (285 millones de dólares) al gobierno central para emprender la reconstrucción de la infraestructura vial, de salud y educación. «La situación para las próximas dos semanas todavía nos hace estar en alerta. Por lo menos tenemos diez ríos en alerta roja, además se esperan lluvias en el norte del país y en la selva», dijo el Primer Ministro Fernando Zavala. Para afrontar la emergencia, se ha dispuesto que el Consejo de Ministros celebre una sesión extraordinaria en Piura.

Polémica por los Juegos Panamericanos
Frente a la emergencia, el Presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), el empresario minero Roque Benavides, propuso que Perú renuncie a organizar los Juegos Panamericanos 2019, para destinar ese presupuesto a las obras de reconstrucción del norte.

«Creo que deberíamos orientar todos los recursos que pudieran invertirse en los Panamericanos a reconstruir el área norte y Piura», dijo Benavides, quien recordó que el año pasado se canceló la realización del Rally Dakar para prever la llegada de esta temporada de lluvias.

Sin embargo, el vicepresidente y ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, respaldó la realización de los Juegos. «Desde el punto de vista de gasto e inversión, los Panamericanos son una inversión en infraestructura deportiva. [...] No es un tema de rentabilidad económica, es rentabilidad social», aseguró.

Según la información más reciente que el Ministerio de Educación entregó al Congreso peruano, el presupuesto de inversión para los Panamericanos de 2019 es de unos 4.125 millones de soles (más de 1.100 millones de dólares).

Fuente:
Raúl Tola, Violentos temporales aíslan el norte de Perú, 15/03/17, El País. Consultado 15/03/17.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada